viernes, 25 de diciembre de 2015

¡¡ MANDARINAS DE CARAMELO !!, "TE LAS COMPRARE SI TESTAS QUIETO..."

Caramelos con todo el sabor de las naranjas y limones en forma de gajos.
No era un producto que se comiera todos los días, en mi caso dos o tres veces al año.
Las vendían en una confitería de Albacete, donde mi madre y yo desayunábamos cuando me llevaba al ambulatorio de la Capitaleja, o al Doctor Belmonte, a que me graduara la vista, luego cuando por fin pusieron los especialistas en Hellín, ya no hubo más viajes ni mas mandarinas.
Las volví a comprar alguna vez en mis tiempos de estudiante de Magisterio, otra vez en la capital...pero ya no tenían el regusto ilusionante de niño goloso que las pedía a su madre y al que siempre le contestaban....
"te las comprare si testas quieto"... y las empiezas en el pueblo que a tu hermaníca también le gustan.
Desgraciadamente Lacasa que había comprado la marca original, dejó de fabricarlas en la Navidad de 2014, y ahora son una reliquia de las que no sabemos si volveremos a saborear.

No hay comentarios: