jueves, 24 de febrero de 2011

OYENDO CANTAR UNA ENREDA, SABIA QUE MI MADRE ESTABA CONTENTA....



Mi madre (La Carmen del Aceitero) ha sido y es muy de cantar cuando se enreda en alguna labor, de pequeño me acuerdo de oírla el  -valgame Dios madama como presumes.. la ropa del domingo....llevas el lunes .....-. y ya puestos en faena he buscado como sigue par el que le interese, ¡EA!


La jota enreda de hellín  (Enredas de Hellin) es una jota de seguidillas  única en el folclore manchego por la forma especial de su ejecución. 
En esta jota las parejas bailan unas veces enlazadas y otras sueltas, otras veces en cuadro, en círculo o formando filas, y de ahí les viene el nombre de "Enredas" y son seguidillas como  palo único. 
El texto es muy divertido y pone en valor el poder de las mujeres.







ENREDAS DE HELLIN


Válgame Dios madama como presumes
Válgame Dios madama como presumes
la bata del domingo llevas el lunes
La Virgen del Rosario es la más alta
donde los hellineros bailan con gracia


Viva la Virgen del pino (bis)
viva su sombra española
y la Virgen del Rosario.
Viva la sangre española (bis)
Viva la Virgen del pino


Viva los cabellos rubios (bis)
viva los rubios rubiales
Viva los de mi morena
que son rubios naturales (bis)
Viva los cabellos rubios


Cuando de Hellín bajo al llano (bis)
algo “paice” que me falta
Si me dice un hellinero
que no parezco tan guapa (bis)
Cuando de Hellín bajo al llano


Válgame Dios madama como presumes
la bata del domingo llevas el lunes.



Por cierto el que canta su mal espanta.

"POBLADOS DE COLONIZACIÓN EN HELLIN" LOS NUEVOS HELLINEROS




"El Instituto Nacional de Colonización" (INC), creado en 1939, construyó, en el período comprendido entre 1945 y 1970 doscientos noventa y dos pueblos de colonización diseminados por toda la geografía española.
Es la actuación urbanística más importante realizada en el medio rural en España en el siglo pasado si consideramos que alrededor  de ochenta arquitectos trabajaron para el INC.
 La construcción de esos  pueblos fue una experiencia única, en la que se mostró la capacidad de integración entre la arquitectura moderna, el urbanismo contemporáneo, la modernización económica y las nuevas propuestas de artistas plásticos.




Estos poblados, de arquitectura singular y muy del gusto de la década de los sesenta, son el resultado de la política de repoblación agraria de finales de los años 50, que estuvo asociada a planes de desarrollo y de modernización de la agricultura y que llevaron a la necesidad de construir poblados de nueva planta en los que alojar a los colonos que acudieron a llamada de de los responsables de dichos planes.




     En nuestro pueblo encontramos  tres:
   Mingogil, Cañada de Agra y Navas de Campana.



Llama la atención su trazado urbanístico, síntesis de tradición y modernidad de los postulados del Movimiento Moderno. Fue un verdadero campo de experimentación para los arquitectos que quisieron innovar como José Luis Fernández del Amo que proyectó doce de los trescientos pueblos que construyó el Instituto Nacional de Colonización entre ellos Cañada de agra en 1962
.


Su arquitectura, muchas veces tradicional, pero otras veces novedosa aúna aspectos tradicionales y modernos, desde el punto de vista compositivo, como las viviendas de obreros de Cañada de Agra, o el uso de nuevos materiales como el hormigón, como los muros de los patios , que aún pueden verse en algunas casas en su aspecto original.




El último aspecto a considerar es el arte aplicado que se encuentra en sus iglesias, tema absolutamente desconocido por los historiadores y críticos del arte de la segunda mitad del siglo XX.


En las iglesias de los pueblos de colonización podemos encontrar, vidrieras, pinturas, cerámicas, esculturas, vía crucis y sagrarios de un nivel artístico muy relevante.la introducción del arte no figurativo en las iglesias de los pueblos y la abstracción se hizo presente en imágenes y objetos de culto. 
Jóvenes artistas de la época  realizaron un conjunto de obras muy valiosas que constituyen un patrimonio poco conocido e insuficientemente valorado.
Alrededor de setenta artistas colaboraron con el INC, entre ellos algunos miembros del grupo El Paso (Este grupo de artistas se considera el grupo de mayor relevancia en la configuración y definición de la vanguardia española de posguerra )      El_Paso_(grupo).



Aparte de los expropiados de las tierras sobre las que se formalizo la colonización se realojaron damnificados por los embalses de Cenajo y Camarillas así como nuevos colonos a los que se les pedía   una serie de condiciones mínimas para poder asentarse en el pueblo, entre ellas:
Justificar una práctica agrícola reciente de dos años como mínimo. 
Ser mayor de 23 años y menor de 50, y con el servicio militar cumplido. 
Ser casado o viudo (varón) con hijos. 
No tener ninguna enfermedad hereditaria fisiológica (sífilis, tuberculosis,...) o defecto físico, que imposibilitase o dificultase el trabajo agrícola.
Acreditar una moralidad y conductas aceptables.  
Tener experiencia en los cultivos a los que iban a ser destinadas las tierras. 
Tener hijos aptos para el trabajo agrícola. 
¡ AH ! y saber leer y escribir. 

FUENTES: 
 http://fernandezdelamo.com/about/1950-1975/pueblos-de-colonizacion/

RECOMENDACIONES:  http://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/34996/3/02c_PobladosyViviendas_TXT.pdf







martes, 1 de febrero de 2011

EL GÜA


Las canicas… eso sí que era un juego y como nos lo pasábamos, no como ahora que juegan a las bolas  con la wii, no digo que no se diviertan, pero no es lo mismo…

¿Quién no ha jugado al güa?

El güa era un juego de muchachos que consistía en aproximar, a un hoyo practicado en el suelo, las canicas del adversario a base de golpes asociados a las denominaciones: primera, pie bueno, tute, matute y gua. (En la fase "pie" se exigía que las bolas quedasen a una distancia no inferior a la medida del pie del jugador, que el que tenía el pie pequeño tenia suerte, siempre le cabía).

Las canicas, también conocidas como bolas, empezaron como pequeñas esferas realizadas en barro cocido pintadas o sin pintar, aproximadamente de centímetro y medio de diámetro. Después fueron apareciendo las de vidrio o cristalinas, mármol o las más prestigiosas del momento, de metal (llamadas “niques” o “Yerrinas”) que salían desmontando cojinetes.

El origen de las canicas se remonta al Antiguo Egipto, restos encontrados en una tumba egipcia así lo atestiguan. Antes de ser consideradas un juguete, se empleaban con propósitos adivinatorios y sentido religioso.